9/2/09

Historia de una maestra (1), de Josefina Aldecoa


1. Lee las páginas 13 a 16.

2. Usando el diccionario, forma frases con las siguientes palabras sacadas del texto:
La bocina – las oposiciones – de puntillas – desmayarse – esbozar – cuanto antes – apretar

3. Verdadero o falso, responde y justifica basándote en la historia:
  • Gabriela acababa de llegar a Oviedo.
  • Aquel día de octubre de 1923, Gabriela se despidió de sus compañeras de la Escuela Normal.
  • Gabriela había suspendido en junio y en septiembre.
  • A Gabriela le dolían las piernas de tanto caminar.
  • La novia parecía muy feliz.
  • El novio sonreía a la gente que se había agolpado para verles pasar.

4. Basándote en el Prólogo, entresaca los elementos de las páginas 13 a 16 que sean conformes al Pacto de Lectura.

5. Notas culturales:
De "Franquito" a Franco, un artículo del novelista catalán Manuel Vazquez Montalbán (también autor de una famosa biografía de Franco) disponible en la red. He seleccionado dos fragmentos interesantes a la hora de comprender la escena de la boda en Oviedo:
Fragmento 1: "De pequeño le llamaban Paquito o Paco, diminutivo lógico si recordamos que fue bautizado el 17 de diciembre de 1892 en la parroquia castrense de San Francisco, en El Ferrol, como Francisco Hermenegildo Paulino Teódulo más un montón de apellidos paternos y maternos, según la costumbre de la época y de la gente de posibles. Los Franco no tenían demasiado dinero, pero en El Ferrol los oficiales de Marina eran como una casta aristocrática y endogámica. Paquito, para los niños de su edad, para su familia, diminutivo con el que nunca se sentiría a gusto, sobre todo porque a su primo Francisco Franco Salgado Araujo, más alto, le llamaban Pacón, a pesar de que era huérfano y tenía en la familia Franco Bahamonde el trato de ahijado del padre, don Nicolás. Paquito y Pacón. Así se relacionaron durante años, hasta que, compañeros de carrera militar, el huérfano Pacón se convirtió en el perpetuo actor secundario en el reparto, el amigo del chico, el hombre que ya a punto de morir dejaría escrita su amargura por lo mucho que le había dado a su primo y lo poco que había recibido."
Fragmento 2: "En Melilla se enamoró de una muchacha, Sofía Subirán, hija de un coronel, y ya muerto Franco, la anciana ex cortejada de Franquito se confesaba a Vicente Gracia: "¿Que cómo era Franco? Fino, muy fino. Atento, todo un caballero. Si se enfadaba tenía un poco de genio, pero en plan fino. Tenía mucho carácter y era muy amable. Entonces era delgadísimo. Parece mentira como cambió luego. Conmigo era exageradamente atento. A veces te fatigaba. Me trataba como a una persona mayor y eso que yo era casi una niña... Estaba en la plaza de Melilla casi todos los días, el paseo por las tardes o por las mañanas en el parque de Hernández... No, no me contaba chistes, no tenía ocurrencias... Tal vez creo que era demasiado serio para lo joven que era. Tal vez por eso no me gustaba, me aburría un poco"... Y más adelante, doña Sofía sanciona: "Debió ser un buen marido, sí. Aburridito el pobre, sí, pero bueno...".

Explora el fondo de fotos de archivo disponibles en el "Archivo Rojo" del Portal de Archivos Españoles.

No hay comentarios:

Seguir este blog por correo electrónico / Suivre ce blog par email

Seguidores

Para reírse un poco...